Ambos detenidos son hermanos

Itatí: Sospechosos del crimen de una anciana dijeron ser inocentes

Policiales - 16/05/2018

Una abuela fue asesinada en su vivienda en la que tenía un kiosco. Los únicos involucrados en el hecho declararon. Señalaron que son “ajenos al caso”.


Juana Silvia Rolón, de 82 años, dueña de un pequeño kiosco ubicado en la localidad correntina de Itatí, fue encontrada asesinada. Por el hecho hay dos sospechosos detenidos. Ambos declararon y dijeron ser “inocentes”.


En el Juzgado de Instrucción Nº3 de Corrientes, prestaron declaración los jóvenes detenidos por el asesinato de “Juanita”. José G., quien es novio de la nieta de la víctima, y su primo Brian G.
Ambos poseen antecedentes delictivos.


El abogado de los jóvenes, Jorge Barboza, explicó que sus defendidos se declararon inocentes y que “son absolutamente ajenos al hecho”.


“Los dos están detenidos por presunciones de los investigadores. No hay ningún elemento de prueba y ni siquiera un indicio en contra de ellos”, dijo el letrado.


“Los detuvo la Brigada de Investigaciones, sólo por rumores. José G. asistió a la casa de la víctima al otro día del crimen; concurrió con su novia, quien se encuentra residiendo en Ituzaingó”, precisó Barboza.


“En la casa de Brian G. se secuestró un par de zapatillas para compararlas con las huellas que quedaron en la escena del crimen. La suela no coincide para nada”, agregó.


El abogado manifestó que los detenidos son primos y uno de ellos era pareja de la nieta de la víctima.


Sostuvo que la relación familiar “era normal”, y por lo tanto sorprendió la detención.


“El joven era novio de la nieta de la víctima. Los padres sabían de esta relación, era un noviazgo formal” dijo.


Por su parte, en relación a la supuesta mancha de sangre, Ricardo Vallejos, otro de los letrados que participa de la defensa de los acusados, aseguró que: “mi cliente se asustó cuando iba a ser detenido, corrió, ingresó a su casa, que tenía alambres de púa, se lastimó y se limpió la sangre con la remera, y esa supuestamente es la prueba”, agregó.


Ambos, tras prestar declaración, continuaron privados de su libertad.

 

El crimen


“Juanita”, como era conocida la abuela en el barrio itateño, tenía su comercio en calle San Luis del Palmar casi esquina San Martín, a cinco cuadras y media de la comisaría.

 

De acuerdo con los primeros detalles de la investigación, el crimen habría ocurrido en ocasión de robo, a la noche y mientras llovía.


El pasado 4 de mayo, un vecino de la octogenaria se acercó a la casa al notar que un portón estaba abierto.


Y como la mujer habitaba el lugar sin compañía, trató de cerciorarse de que estaba bien.
Apenas observó hacia el interior, el testigo notó que una silla estaba tirada en el piso junto al cuerpo de la anciana.


Rolón estaba atada de manos y amordazada.


Los efectivos de la dependencia policial del pueblo acudieron de inmediato.


Constataron la muerte de la abuela y alertaron a las autoridades judiciales, así como a la División Homicidios, dependiente de la Dirección de Investigación Criminal. Estos viajaron desde la capital provincial para tomar intervención.


Peritos de la Unidad Fiscal también llegaron a Itatí para realizar un pormenorizado relevamiento en el escenario del crimen.


De acuerdo con información obtenida por época, adentro del inmueble, dos habitaciones quedaron revueltas.


La principal hipótesis que se manejó fue la de un acto de robo.


En principio, basados en dichos de un familiar, habrían constatado la sustracción de una suma de dinero que oscilaría en los 20 mil pesos.


Sin embargo, los homicidas escaparon sin dar con otra cantidad de efectivo, mucho más importante, la cual hallaron las autoridades en medio de las pericias. Se trataría de un ahorro de largo tiempo.


Calificá esta nota